fbpx

AddACCION

¿Por qué usar un CRM?

¿Porqué usar un CRM?

En un mundo en el cual la tendencia de los negocios a globalizarse se ha acelerado, resulta imprescindible la utilización de herramientas de gestión que permitan potenciar la productividad en las ventas y optimizar el vínculo con los clientes, a partir de un servicio más personalizado. 

Es que si bien el desarrollo tecnológico abre un abanico de oportunidades enorme, al mismo tiempo complejiza la relación empresa-usuario. Por ese motivo, el uso de un CRM se erige como una acción destinada a integrar, en una única plataforma, procesos internos e información de los clientes en tiempo real.

Se trata de una herramienta orientada a convertirse en el archivo histórico sobre el que funcione el día a día de la empresa en cuanto a la información que gestiona. Resulta necesario entonces basarse en la mentalidad de que, si algo no está en el CRM, en realidad no ha pasado.

Una vez implementado, un CRM puede ofrecer muchísimas funcionalidades de gran valor. La importancia de una sobre otra variará según el tipo de empresa y sus metodologías, pero como módulos principales podemos situar, entre otros, los siguientes:

Clientes: Módulo donde se guardará toda la información básica de un cliente (nombre, tipo de cliente, teléfono de contacto, correo electrónico, etc). 

Proveedores: Donde se guardará la información relativa a cada uno de los proveedores de la empresa.

Campañas: Dicho módulo es muy importante para la interacción con clientes ya que, desde el mismo CRM se pueden enviar correos electrónicos a dichos clientes sobre diferentes eventos donde figure nuestra empresa.

Oportunidades: Es de gran utilidad para los comerciales de una empresa ya que en este módulo añaden los diferentes datos de posibles futuros clientes y cómo han llegado a contactar con la empresa.

Incidencias: Donde se registran todas las incidencias, tanto internas de la empresa como de nuestros clientes externos, y así poder tener un control de las incidencias abiertas en cada momento y la prioridad de cada una a la hora de resolverlas.

Facturas: Módulo donde se guardarán los detalles de las facturas de los diferentes clientes de una empresa.

Proyectos: Para llevar un control de los proyectos a realizar por la empresa, los hitos y tareas de cada uno, así como las horas que se han llevado a cabo para realizar el mismo, gracias a un módulo donde puedes imputar las horas trabajadas en cada iniciativa.

Documentos: Permite subir cualquier tipo de documento al CRM y vincularlo con cualquier módulo, como por ejemplo con las facturas.

En efecto, con el acceso al historial y al conocimiento del comportamiento de compra del cliente-qué, cuando, volumen- , esta herramienta representa una oportunidad inmejorable para que los equipos de marketing pueden hacer campañas más personalizadas y dirigirlas a segmentos específicos, con el fin de aumentar la rentabilidad e incrementar el número de clientes. 

De esta forma, los sistemas CRM no solo ofrecen un ordenamiento interno, sino que facilitan la toma de decisiones en la búsqueda por optimizar el rédito del negocio.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Últimas Novedades

Contacto